Síguenos desde tu correo electrónico

martes, 18 de octubre de 2011

La ciudad me golpeo el cráneo (Andie Morales González)

Andie Morales González

Hay días en que no recuerdo, recluto mis cosas y me voy.
Quizás es la caída y el golpe en la cabeza…
Que dejó fraccionado aquello que llaman tiempo. 
Aquello que renombran espacio. 
Hay días en los que sólo creo en respirar.
Y no importa la nostalgia…
“Lo importante es no mirar para atrás en el momento exacto que te vas”.

-Que no te sirvan palabras ni gestos-.
Para evitar satanizar los encuentros…

Hoy he sido así. 
Una raza de ser indescriptible que se apodera de cuanto pueda sentir o hacer,
En un día cualquiera. 
.Engancho mis cosas y me largo.
Sabiendo que no
le temeré a la muerte… 
Porque es esa la mejor advertencia para seguir en camino.

Constantemente es tarde cuando formulan un asunto de tregua o regreso. 
-Yo no vuelvo-. 
Muto.

Mientras que para algunos otros
la soledad se llama poder hacer lo que se quiera. 
He aprendido en cambio,
Que la libertad: 
es poder cohabitar con la convicción de que lo que hiciste quedó bien y no ver el temblor de las carnes al futuro.

Porque absolutamente no nací para cárceles. 
Mucho menos,
para coleccionar silencio si las palabras admiten gritar. 
Es como hallar ese arcaico cuento de hadas…
Con versiones postmodernas 
Cerrarlo hasta ver la polvareda 
Permitiéndole que se te meta por los ojos,
No puedes comprenderle sino la búsqueda de evidencia.
-Recuperar la vista-. 
Y en ocasiones… sentirse infinitamente viejo.
Es esto…
¿Hasta qué día podremos proporcionar otros nombres sin que la memoria reviente y se confunda?,
Por no pecar de ignorancia se decide volver,
Por el mismo camino…
Mientras se afinó una misma canción como un capricho..
-Diversión-.

Resulta que la pasión me carcome. 
Sucede que no deseo. 
Acontece que no quiero escamas escurriéndose de mis manos,
Tratando de conquistar la subsistencia. 

Luces, niebla, velocidad…

Encender la Tv,
“Es como dejar que otros hablen”…
Y ya no objetar con los noticieros y diabólicas noticias. 
No saber el alias de las películas,
Ni pormenores freak,
Te hacen suponer que eres cómplice de ti misma y de nada. 
Gente sola, escribirían unos. 
-Inestables respondo en el momento-.

Porque un día…
Había miel en los labios
Y un tipo me dijo y me señalo
Que a la estrella pocos acceden…
Y aquí sigo yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario