Síguenos desde tu correo electrónico

domingo, 11 de diciembre de 2011

Entre cañas y barro (Patricia Martin)




Estaban enamorados
eso bien se presentía,
el alba los delataba
cuando la pasión gemía .


El era un hombre de espada
ella mujer sin memoria,
Y entre los dos algún pacto
que jamás sabrá la historia.


En la casa de montaña
parece surgió el entuerto,
cuando entre ruidos de lata
la bala se cobró un muerto.


Según se cuenta entre viejas,
el culpable fue un secreto
que no midió consecuencia
a la hora de poner freno.


Ella muy grácil criatura
jamás hubiera pensado
que algo así sucedería
respecto a su bien amado.


El con frialdad en la frente,
ella en fragilidad suma
se batieron en gran duelo
sin explicación alguna...


Así nadie evitaría
la fatal forma de pago
en una garganta abierta
entre las cañas y el barro...


Y con palidez de muerte
el grito quedó ahogado
sin que nadie lo creyera
por ser lo mas impensado...


Al llegar la policía
el mensaje quedo claro,
cuando en silencio creciente
ella mostró el arma en mano,


y levantando la vista
dijo:"Perdón. Lo he matado
pues él se guardó en secreto
que era mi sangre...mi hermano".

No hay comentarios:

Publicar un comentario